Objetivos

La práctica de actividades físico-deportivas en el espacio urbano y las áreas periurbanas de la ciudad está experimentando un crecimiento exponencial, hasta el punto de generar situaciones inéditas en la gestión del espacio por parte de la administración local. Por un lado, son ya reconocidos los beneficios para la promoción de estilos de vida saludables, así como los beneficios a nivel social o económico, que estas prácticas reportan a la comunidad. Por otro lado, un incremento incontrolado de estas actividades puede conducir a conflictos que afecten las relaciones público-privadas y la gobernanza a nivel municipal en relación a esta temática.

El objetivo del proyecto es diseñar unas guías y / o modelos de colaboración público-privada entre la administración y los agentes económicos y sociales que ofrezcan pautas de actuación para buscar el equilibrio entre los intereses de todos los agentes que se ven influenciados por este tipo de prácticas. A partir de este objetivo marco, se espera también poder identificar y clasificar las diferentes prácticas físico-deportivas que se producen en el espacio público a partir de su naturaleza, finalidad o agente que lo promueve.

Se plantea una metodología multi-factorial en la que inicialmente se observe la realidad existente, así como los diferentes espacios de práctica en tres ciudades: Barcelona, ​​Bilbao y Málaga. A partir de la identificación de las actividades que se están produciendo, se analizarán las motivaciones que lleven a la realización de estas iniciativas, la función que cumplen a nivel social en la comunidad donde se desarrollan, sus consecuencias así como las posibles dificultades que se planteen en la administración local a la hora de gestionar/controlar éstas.