Tan diferente como especial fue el 2ª Encuentro de Expertos, Entidades Sociales y Jóvenes de la Plataforma de Acción Social Kabua, dependiendo del Equipo de Investigación en Diversidad e Inclusión en Sociedades Complejas de la Universidad Autónoma de Barcelona (ERDISC-UAB ) del Departamento de Pedagogía Aplicada de la misma universidad, que celebramos el sábado 12 de diciembre a través del programa Microsoft Teams y con un pequeño cambio de formato más orientado hacia la investigación-acción. Las condiciones sanitarias no nos permitieron realizar la jornada de forma presencial, como inicialmente estaba previsto y nos hubiera gustado, pero a pesar de la distancia nos sentimos como en familia compartiendo un espacio virtual pero real de debate, aprendizaje, reflexión y apoderamiento que giró entorno al impacto de la Covidien-19 en la juventud.

Expertos de gran nivel, profesionales del mundo educativo, jóvenes y miembros del equipo Kabua, este año todos / as dimos vida a este espacio, al que asistieron también Miguel Ángel Esssomba, Director de la Cátedra de Educación Comunitaria de la UAB -ERDISC, y Laia Girós, Directora General de Dirección de Juventud de la Generalitat de Cataluña con quien llevamos una larga tradición de colaboraciones.

Bajo la presentación y moderación de Josep Guardiola, Director de la Plataforma de Acción Social Kabua, debatimos y analizamos los efectos de la pandemia en el público juvenil desde cuatro perspectivas concretas y destacadas (salud mental y violencias juveniles, hiperconectividad y sobreinformación, emergencia sanitaria, climática y paro, empleo y emancipación juvenil). Las mismas temáticas que también se marcan como retos a alcanzar desde la Dirección General de Juventud raíz de la crisis sanitaria. Desde estos cuatro puntos de vista mencionados creamos cuatro grupos de discusión e investigación conducidos por un/a experto/a en la materia, en los que en cada uno de ellos participó un grupo reducido pero a la vez enriquecedor de profesionales de el ámbito educativo y pedagógico, jóvenes de edades y perfiles diferentes y miembros de nuestra Plataforma de Acción Social.

Laia Girós dio el disparo de salida al acto, afirmando claramente que el colectivo joven ha sido uno de los más afectados por la COCID-19 y también lo que ha vivido el confinamiento de manera más negativa, según la encuesta elaborada y publicada por el Centro de Estudios y Opinión. «Desgraciadamente las circunstancias derivadas de la pandemia han puesto de manifiesto que la situación que padecen las personas jóvenes es ya estructural», tal y como declaró la Directora de Juventud, ya que este mismo colectivo ha encadenado con la Covidien una segunda crisis , esta vez sanitaria, que también ha provocado una serie de efectos socioeconómicos en nuestra sociedad, al igual que sucedió con la crisis económica de 2008. Durante su discurso inicial, Girós también incidió en la poca importancia y, incluso, en el incumplimiento de los derechos de los niños, adolescentes y jóvenes durante los meses de confinamiento y desconfinament, sin tener en cuenta la situación de excepcionalidad que están atravesando y sobre todo el momento vital en el que se encuentran.

A pesar de los efectos negativos que han sufrido, sufren y seguirán sufriendo todavía los jóvenes Laia Girós quiso tirar varias lanzas a su favor, remarcando su respuesta solidaria ante la lucha contra la pandemia con su compromiso desinteresado de sacar adelante centros recreativos, centros, campamentos y colonias de verano cumpliendo, en todo momento, con responsabilidad los protocolos de seguridad, a pesar de las dificultades, miedos e incertidumbres existentes. No sólo la población joven ha sido la protagonista en garantizar el ocio educativo estas vacaciones veraniegas, como mantiene Girós, sino también en fomentar el retorno a la sociabilización de niños y jóvenes en nuestro país y en liderar, en muchas ocasiones, redes de apoyo vecinal, iniciativas sociales y culturales mediante las nuevas tecnologías. De este modo, «desde la Dirección de Juventud no queremos dejar de reivindicar que el colectivo joven no puede ser un colectivo criminalizado, como a menudo está pasando en los últimos meses. No puede ocupar portadas de periódicos físicos o digitales anunciando que se toman las medidas a pecho porque no es así. La sociedad es diversa, como también lo es la juventud (…) Tenemos que dejar de entender el colectivo joven como homogéneo y como no implicado en la lucha contra la COVID «, aseguró rotundamente Laia Girós, que informar de la publicación de una recopilación de iniciativas en el que jóvenes de todo el territorio catalán explican cuál ha sido su aportación para combatir la crisis sanitaria.

Girós aprovechó la ocasión para comunicarnos, por un lado, el diseño de un Plan de Actuación, ya bastante avanzado gracias a las sesiones territoriales y telemáticas ya hechas con los agentes implicados, que pretende dar respuesta a las necesidades de los y las jóvenes durante el 2021 que, de hecho, van asociadas a las temáticas planteadas en el encuentro de Kabua del pasado 12 de diciembre. Para las administraciones son asignaturas aún pendientes, que ya contemplaban y trabajaban antes de la pandemia pero que a partir de ahora serán una prioridad. Por otro lado, nos hicimos eco del diseño del Plan Nacional de Juventud que verá la luz el próximo 2022 y que, en palabras de la propia Laia Girós, ha costado mucho situar en el marco de la lucha contra la Covidien y de la gestión de la actual situación de urgencia-emergencia.

Un momento clave para Juventud y todas las áreas de Gobierno, lo que se suma también nuestra Plataforma de Acción Social, para replantearnos como sociedad hacia dónde queremos ir y qué queremos poner en el centro. «Esta crisis nos ha dejado ver cuáles eran nuestras miserias y nuestras grandezas. Y esta debe ser una oportunidad de acelerador del cambio social, entendiendo que el grupo joven debe ser una palanca de cambio de este. Es decir, han de ser protagonistas «. Así lo manifestó al final de su intervención Girós, que al igual que Kabua reclamó para los adolescentes la «cesión de más espacios de participación y poder por parte de las Administraciones para que sean realmente espacios reales y de decisión para ellos/as «, como por ejemplo lo ha demostrado ser nuestra Jornada anual de Expertos, Entidades Sociales y Jóvenes.

«No podemos dejar atrás una vez más una generación (…) Siempre nos llenamos la boca diciendo que la población juvenil es el futuro pero si estamos creando una sociedad donde el futuro no tiene garantizado ningún derecho, ¿qué sentido tiene todo esto?. Por lo tanto, tenemos que empezar a entender que los jóvenes son el presente, que debemos darles salidas y oportunidades, no para dentro de cinco o diez años sino para el día siguiente, porque sino estamos poniendo en juego nuestra sociedad y la viabilidad de esta «. Así lo piensa y lo expresaba Girós, que reivindicó de forma reiterada el rol protagonista y proactivo de la juventud, que es el motor de cambio actualmente, antes de entrar en materia.